Desde Cañete-Lima-Perú

Mi foto
"...Ojalá se te acabe la mirada constante, la palabra precisa, la sonrisa perfecta. Ojalá pase algo que te borre de pronto: una luz cegadora, un disparo de nievek. Ojalá por lo menos que me lleve la muerte, para no verte tanto, para no verte siempre en todos los segundos, en todas las visiones: ojalá que no pueda tocarte ni en canciones...". Silvio Rodríguez.

viernes, 19 de enero de 2007

¿Qué me queda?


¿Qué me queda tras la amarga pérdida,
ensimismado en la locura de mis días,
en estas noches sin sueños,
en este alma sin corazón.

¿Qué me queda?

La dulce y villana alegría,
me queda la agraciada maravilla
de no seguir pensando en ti.

3 comentarios:

la señora de las especias dijo...

Es precioso pero como que no tienes sueños? Eso hay que arreglarlo!!!!!!!!
Espero que sea un poema que no haya venido del dolor si no de la interpretación e inspiración.
Un gran abrazo.

Sueños dijo...

Eso me pregunto yo... qué me queda? Un beso

KETS dijo...

Bueno ...quedas tú .. tu corazón lleno de esperanzas ...la capacidad de amar y de cubrir de luz el mundo entero...es cierto es más palpable y mas fuerte la locura y la oscuridad pero alli está lo arrasador de tus versos me cuenta que queda mucho más de lo que podemos imaginar......