Desde Cañete-Lima-Perú

Mi foto
"...Ojalá se te acabe la mirada constante, la palabra precisa, la sonrisa perfecta. Ojalá pase algo que te borre de pronto: una luz cegadora, un disparo de nievek. Ojalá por lo menos que me lleve la muerte, para no verte tanto, para no verte siempre en todos los segundos, en todas las visiones: ojalá que no pueda tocarte ni en canciones...". Silvio Rodríguez.

viernes, 8 de octubre de 2010

Las manos



A veces las manos
se adormecen
en esa apacible oscuridad
hecha de pura irrealidad.
A veces se resbalan
del mundo
y prefieren rendirse
ante el desamparo infinito
de las noches sin estrellas.

A veces sueñan
con despertarse
en un mundo de fantasía
y aferrarse a esos sueños,
y no tener que entender
las razones ni las reglas
inventadas de la vida.
 
A veces las manos
no tienen cobijo
ni cabida en ningún rincón
de los días
y solo desean gritar
para detener
al menos al silencio.
 
A veces las manos,
mis manos,
solo desean tomarse de las tuyas
y no soltarse nunca,
ni siquiera ante la tempestad
del tiempo que no para,
ni siquiera ante la distancia
que atrasa los segundos.
 
A veces no,
siempre ...
mis manos aman tenerte
en el dibujado destino
de sus líneas.

3 comentarios:

María Cristina dijo...

que hermoso post, y que gusto volver a leerte

LadyLuna dijo...

Qué bonito... Me ha encantado.

lluviaenelsilenciodelanoche dijo...

bella forma de expresar tus sentimientos, precioso poema que nos invoca a sonar cosas maravillosas.

tu alma se reduce a una palabra una gran sensibilidad llena de amor..

besitos dulces y navidenos..