Desde Cañete-Lima-Perú

Mi foto
"...Ojalá se te acabe la mirada constante, la palabra precisa, la sonrisa perfecta. Ojalá pase algo que te borre de pronto: una luz cegadora, un disparo de nievek. Ojalá por lo menos que me lleve la muerte, para no verte tanto, para no verte siempre en todos los segundos, en todas las visiones: ojalá que no pueda tocarte ni en canciones...". Silvio Rodríguez.

viernes, 7 de mayo de 2010

Antes, hoy y siempre


Eras la primera luz de la aurora.
El primer abrazo de la mañana.
La primera palabra verdadera y clara

Eras el sueño de crecer hecho realidad.
El sol más tibio para resguardarse.
Las manos más suaves de las que aferrarse.
La sonrisa más dulce en la cual salvarse
de los malos días,
del mundo extraño,
del camino errado.

Eras la alegría más sincera
de la cual aprender.
El horizonte más real
por el cual luchar.
La fuerza más grande
para acercarse a Dios.

Eso eras apenas me diste la vida,
ahora eres más de lo que se puede pedir.
No existe todavía un "gracias"
que pueda atravesar el alma
y escribirse para siempre en tu corazón,
solo existe esta vida para demostrártelo.


A mi madre con mucho amor...

8 comentarios:

Lady Blue dijo...

HERMOSO!!!!

Saludemos cariñosamente en su día a todas las mamitas (ahora me incluyo yo! jiji) y que mejor que hacerlo con tan bellos textos.

Y por supuesto, saludos cordiales para ti!

Carolina dijo...

No voy a agregar mas palabras, solo decirte, que lograste hacer que mi piel se erizara.

¡Bellísimo...!

Saludos desde Argentina.

MAR dijo...

QUE LINDO!!!!!!!!!!!!!
TE FELICITO.
Un abrazo grande para ti y para ella.
mar

difusa dijo...

Hola!
Cariñoso y sincero reconociiento ... espero que lo hayas podido haber compartido con ella.
Gracias!

Buqui dijo...

Gracias Jose por tu comentario...

Las respuestas, vendran con el tiempo, no??

Muy bello tu poema...

Un abrazo

María Cristina dijo...

una hermosa oda al amor :)

Bohemia dijo...

Precioso versos lleno de cariño y ternura...me encantó y en especial el inicio...

Bss

Jorge Ampuero dijo...

Versos sensibles y logrados como para homenajear a tan digno destinatario.

Saludos...